domingo, 27 de marzo de 2011

NO A LA AMPLIACION URBANA DE SANTIAGO

Los Partidos de Izquierda de Maipú, Izquierda Cristiana de Chile, Partido Comunista de Chile y el Movimiento Amplio Social (M.A.S.), el 25 de Marzo a las 19:00 hrs., en la salida del Metro “Plaza de Maipú”, hicieron entrega del siguiente comunicado público a la ciudadanía respecto a la ampliación urbana de Santiago:
“Durante la próxima semana, los consejeros regionales, deberán aprobar o rechazar la ampliación urbana de Santiago, propuesta por ministerio de la vivienda y el intendente de la Región Metropolitana, señor Fernando Echeverría. Se pretende que alrededor de 10.000 hectáreas, algunas de ellas las mejoras tierras agrícolas de Chile, pasen a ser urbanizadas, es decir se pueden construir casas.
Maipú, aumentará en más de un 50% de su aérea urbana y podrán construir en todo el sector que se encuentra entrevista autopista del sol y el Río Mapocho.
Ante esta situación, los partidos de Izquierda de Maipú, planteamos los siguiente:
Las ciudades son producto de las relaciones políticas, sociales y económicas que se originan en su interior. La nuestra se ha construido en base al libre juego de las fuerzas del mercado, esperando que estas sean capaces de brindarnos, en forma natural, el mayor bienestar posible. Sin embargo, es evidente que existe una repartición desigual de los recursos, donde los más pobres se ven expulsados hacia la periferia de la ciudad, lejos de los centros de servicios, de sus lugares de trabajo, de los colegios de sus hijos. Esta situación genera una ciudad desintegrada, segregadora, altamente contaminada y con escasa infraestructura, lo que sin duda nos impide desarrollar una mejor calidad de vida.
La próxima semana el Consejo Regional (CORE), votará la aprobación a la modificación al Plano regulador metropolitano de Santiago (PMRS), ampliará los límites urbanos de nuestra ciudad, argumentando que ésta será un forma de mejorar múltiples problemas presentes en nuestra sociedad como los allegados; la escases de viviendas sociales, áreas verdes, centros de servicios, etc…
Frente a estas pseudo-solución, que promete en forma mentirosa solucionar estos problemas que nos afectan como sociedad, nosotros nos oponemos por los siguientes motivos:
·         La ampliación del área urbana se ha presentado como el gran salvador de los miles de allegados que hoy forman parte de Santiago, pero esto no es así, ya que al crecer la ciudad los terrenos se encarecen (tanto los que estaban en la antigua área urbana, con los que pasan a formar parte de ésta) condenando, nuevamente a los más pobres a vivir en espacios más alejados de la sociedad y con menos acceso a servicios y a infraestructura, lo que va en detrimento de su calidad de vida.

·         Esta modificación contempla un 8% de vivienda social, pero esto no significa vivienda social para los más pobres, ya que dentro de ésta categoría no está solo el fondo social 1 (es decir viviendas hasta de 650 UF) sino también el Fondo Solidario 2 (viviendas de 1100 UF y el DFL 2 hasta 2000 UF). Esto implica que la mayoría de las viviendas que se construirá, nuevamente, no será para los más pobres, sino para quienes puedan acceder a un crédito hipotecario.


·         Se establece la construcción de áreas verdes y el Gobierno Metropolitano “compromete”US$70 millones anuales para mantenimiento, sin embargo, nada se dice de fondos de inversión para poder llevar a cabo este proyecto. Lo preocupante es que tenemos como antecedente una situación similar al año 2006, cuando se adquirió el compromiso del llamado “PLAN VERDE DE SANTIAGO”, que aún no se realiza dada la inexistencia de estos fondos primarios de inversión.
A nivel comunal, hay elementos concretos que nos comprometen, por ejemplo:
·         El cambio de uso del suelo en la comuna significa que terrenos antiguamente Industriales, pasarán a ser zonas urbanas. Esto implica que quienes vivan en esos lugares se verán afectados por la polución y contaminación producida anteriormente por las industrias.

·         Se incorpora a la zona urbana el sector circundante a la planta de tratamiento de aguas servidas La Farfana, construyéndose casas a sólo 150 de la planta, lo que también causaría un fuerte impacto ambiental a la nueva población de ese sector.


·         El Río Mapocho no se encuentra incorporado al límite urbano, dejándolo nuevamente en “tierra de nadie”, condenando a Maipú a lidiar con un río sucio, sin mantenimiento ni limpieza en su caudal quedando afecto a faenas de extracción de áridos.

Además de los argumentos antes expuestos, creemos que el debate en torno a este temase ha llevado a espaldas de la ciudadanía, donde los vecinos, las organizaciones  y los centros de estudio, han sido los grandes ausentes, siendo que el futuro de nuestra ciudad es un tema que no atañe a todas y todos.
Queremos por lo tanto un Plan de Regulación Urbana que se discuta democráticamente y que efectivamente considere los intereses de los más pobres.
Que no se transforme en un elemento meramente técnico, desde donde además encontramos una serie de deficiencias, como las expuestas anteriormente.
Queremos construir, participar y decidir el presente y el futuro de nuestra ciudad, por lo tanto, exigimos al señor intendente que no se apruebe la actual propuesta de ampliación Urbana y que junto a la ciudadanía organizada, se creen instancias para definir en conjunto la ciudad que queremos.

Las ciudades más justas, más verdes y sustentables, no son las que
Permiten un crecimiento urbano como si la tierra fuese infinita.
Son las que construyen una visión colectiva de metas, planes de
Inversión y proyectos específicos que nos lleven a la justicia, la
Inclusión, la sustentabilidad y la calidad de vida para todos.

Partidos de Izquierda de Maipú:
Izquierda Cristiana de Chile
Partido Comunista de Chile
M.A.S. Movimiento Amplio Social”












Marco García
Grupo Santiago Diferente

No hay comentarios:

Publicar un comentario